04 y 05

audios: 

 

Miro despacio, 

sutilmente,

a mi alrededor.
Como si de una migración constante se tratara.
Y lo aparentemente complejo, o dificultoso, 

se convierte, con la experiencia,
en una realidad que se disfruta.
Mientras…

Distorsiono los códigos abstractos de mi propia creación.
Escucho los latidos de la paciencia.

Fechada en 2016, de dimensiones 57,5x75cm cada pieza perteneciente a una serie de dos.

Aunque estas dos obras son individuales, forman un díptico en el que en la parte central del papel blanco, se ha dibujado una forma orgánica que está compuesta por esas pequeñas masas corpóreas de color, azul, amarillo, fucsia y naranja, que no ocupan toda la superficie del papel, sino que están aparentemente flotando en la superficie formando una especie de órganos internos del cuerpo como el riñón o el estómago. 

En la obra de la izquierda prevalecen los colores fríos como el azul y el verde aunque también aparece el fucsia, y en la obra de la derecha, los calientes como el fucsia o el naranja, colores que nos llevan a la tierra una vez más.